PT, TMO Alex Silva García, PT Daniel Dulanto Domenack

Antes de ir a las pruebas se buscó una herramienta innovadora, mejorada, ergonómica y anatómicamente.

Se busco que tuviera ventajas para el trabajo:

  1. Ventaja mecánica de palanca para mover más tejido con menos fuerza.
  2. Ventaja de presión, que la fuerza del terapeuta sea mejor en el trabajo con su paciente.

Entre el 2015 y 2016 se hacen los primeros diseños, para hacerlo funcional  se ideo que la herramienta tuviera 3 ganchos (que permiten mejor manipulación de los tejidos), una cabeza a través de la cual pueda manipular más área de trabajo con más fuerza y un cuerpo que se pueda adaptar a trabajar con dos manos y a zonas delgadas del paciente.

Todo esto fue pensado para su diseño. Una vez diseñado en plano se paso a algo solido para prueba. La prueba se hace en “trupan”.

Para ver la adaptación anatómica de cada parte de la herramienta se realizó, pruebas en modelos anatómicos y personas. Estas pruebas se realizaron con todas las partes de la herramienta en todas las partes del cuerpo, verificando su adaptación anatómica al 100% en la modelo.

Se realizaron las pruebas para que se adapte a todo el cuerpo:

  1. Columna cervical
  2. Cintura escapular
  3. Brazo, antebrazo y Mano
  4. Columna toráxica
  5. Columna lumbar.
  6. Cintura pélvica
  7. Piernas, tobillo y pie

El sustento mecánico lo dio por un ingeniero mecánico en base a teorías fundamentando las ventajas de la herramienta.

Los radios de los ganchos, su longitud y su forma fueron diseñados en relación a los diámetros corporales de una persona, con diferentes tamaños y formas para que se adapte a cualquier  condición física.

Estas pruebas del “TUMI HEALER” le dan sustento como herramienta anatómica y de excelente beneficio al paciente y el profesional